Liberación Nacional y las mujeres

Página QuinceJuan Rafael Espinoza | juanfco_em156@hotmail.com

 La obra de Liberación Nacional en torno a las reivindicaciones femeninas

Abogado

Un grupo de mujeres, identificadas únicamente por su antiliberacionismo, ha querido justificar su oposición a la candidatura presidencial de doña Laura Chinchilla. Para ello, han pretendido invisibilizar la obra del Partido Liberación Nacional (PLN), en torno a las reivindicaciones femeninas. No soy un experto en este tema, pero estimo injustificado el que se pretenda ignorar la historia del país en un tema tan trascendental. Se procurará hacer una resumida síntesis del aporte liberacionista en la materia.

La Junta Fundadora de la Segunda República, encabezada por el fundador del PLN, don José Figueres Ferrer, le propuso a la Asamblea Constituyente, que la ciudadanía se entendiera como el conjunto de derechos y deberes políticos que corresponden exclusivamente a los costarricenses de ambos sexos, que hayan cumplido 18 años.

Legitimación del voto. Esta visionaria proposición sirvió de base a la discusión en el seno de la Constituyente. Esta norma se ha conocido como la legitimación del voto femenino. Los constituyentes aceptaron, en esencia, la iniciativa de la Junta, con la excepción de que la edad se fijó en 20 años y no en 18. En la elección inmediata a la vigencia de la Constitución del 49, o sea, en 1953, el PLN eligió a las tres primeras diputadas a la Asamblea Legislativa. Entre ellas, a la señora María Teresa Obregón, quien fuera esposa del insigne maestro Omar Dengo y madre del Ing. Jorge Manuel Dengo, fundador del ICE.

En 1971, en otro gobierno de don Pepe, por iniciativa del entonces presidente de la Asamblea Legislativa, Lic. Daniel Oduber, se bajó la edad para adquirir la ciudadanía y el derecho al voto, a 18 años. Hay que destacar que desde 1953 hasta hoy, Liberación Nacional ha sido el único partido que ha elegido de modo ininterrumpido a ilustres mujeres como diputadas a la Asamblea Legislativa.

En 1986, Liberación Nacional propone y se elige por primera vez a una eximia mujer, la Dra. Rose Mary Karpinsky, como Presidente de la Asamblea Legislativa. Para el cuatrienio 1986-1990, el Dr. Óscar Arias, escogió como Vicepresidente a la notable educadora, Lic. Victoria Garrón, primera mujer que desempeñó dicho cargo de elección popular. La insigne luchadora por los derechos de las mujeres, Dra. Sonia Picado, fue escogida como la primera mujer Presidente de un partido costarricense: Liberación Nacional.

Hoy, es muy fácil desvalorizar la obra liberacionista y del progreso social que significó en la historia del país. Recuérdese, por ejemplo, que en esos tiempos la izquierda costarricense nunca postuló a una sola mujer en un puesto elegible, pues vendió, con cierto éxito, la idea de que lo primordial era la lucha de clases, que, curiosamente, siempre fue encabezada por varones.

Hoy, un grupo de mujeres que adversa a doña Laura promueve, con poca fortuna, la creencia de que lo esencial es que las mujeres hagan profesión de fe contraria al neoliberalismo (aunque los candidatos y jefes de sus partidos políticos sean, de nuevo, hombres).

Por otra parte, en el primer gobierno del Dr. Óscar Arias y con su decisivo respaldo, se aprobó la Ley de Promoción de la Igualdad Social de la Mujer N.° 7142, que procura la igualdad efectiva de derechos y oportunidades de hombres y mujeres, así como la prohibición de la discriminación en perjuicio de estas.

Esta Ley pretende, además, incrementar los derechos de la mujer en aspectos educativos, familiares, laborales, sociales, políticos, para ejercer cargos públicos, busca su protección sexual y su tutela en casos de violencia en su contra.

Igualdad de oportunidades. La Ley encargó a la entonces Defensoría de los Derechos Humanos adoptar las medidas requeridas para garantizar la igualdad de oportunidades en favor de la mujer, con el propósito de eliminar su discriminación en el ejercicio de cargos públicos.

La Ley N.° 7142 modifica diversos códigos, como el de Familia, el de Procedimientos Penales, el Civil, el de Trabajo, así como la Ley del Impuesto sobre la Renta, con la finalidad de mejorar la condición socioeconómica y jurídica de las mujeres. Conforme a la Ley, es obligación del Estado promover y garantizar la igualdad de derechos entre hombres y mujeres en los campos político, económico, social y cultural.

De acuerdo con la Ley indicada, el Estado promoverá la creación y el desarrollo de programas y servicios dirigidos a facilitar la participación plena de la mujer, en los ámbitos político, económico, social y cultural.

Se decretó que los partidos políticos incluirán en sus estatutos mecanismos eficaces que promuevan y aseguren la participación efectiva de la mujer en los procesos eleccionarios internos, en los órganos de dirección y en las papeletas electorales, que garanticen, asimismo, el nombramiento de un porcentaje significativo de mujeres en los órganos directivos estatales, así como en juntas directivas y otras dependencias de las instituciones descentralizadas.

Se estableció que la trabajadora embarazada o en período de lactancia, despedida injustificadamente, deberá ser reinstalada inmediatamente en su puesto, con el pleno goce de sus derechos. Con fundamento en lo anterior, se puede afirmar que hay un antes y un después de la aprobación de la Ley N.° 7142. Es obvio que queda mucho por hacer, lo cual se conseguirá en asocio de todas las fuerzas políticas. Mas lo real es que algo esencial ha cambiado para bien.

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: