Bastiones de pureza electoral

 Los miles de fiscales voluntarios estimulan y aseguran nuestra salud democrática

 Debemos sentirnos orgullosos por la amplia base en que descansa el proceso

En medio del real –e inconveniente— desinterés de muchos ciudadanos por el proceso electoral, a veces exagerado por algunos comentaristas, nuestra edición del pasado martes resalta un hecho altamente estimulante; también, significativo para la democracia. Se trata de la inscripción de 46.689 fiscales de mesa voluntarios, designados por los partidos políticos, quienes, junto a un nuevo cuerpo de 13.200 “auxiliares electorales” remunerados, velarán, en cada una de las 6.617 juntas receptoras de votos, por la adecuada marcha de los comicios el próximo 7 de febrero.

Ese contingente de personas dispuestas a donar su tiempo para asumir una responsabilidad clave dentro de nuestra institucionalidad, merece el respeto y respaldo de todos. Porque si bien es cierto la confianza en nuestro sistema electoral está plenamente asentada y descansa, como responsables finales, en los magistrados del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), la primera línea de la pureza electoral la constituyen quienes, durante largas horas, supervisan el ejercicio del sufragio y, finalmente, participan en los conteos de cada mesa.

Esa tarea ha crecido en importancia de cara al proceso actual, en vista de que, según la interpretación hecha por el TSE al artículo 197 del nuevo Código Electoral, el resultado definitivo de las elecciones se dará a partir de la suma de los reportes de cada mesa, no del posterior conteo de las papeletas en la sede del Tribunal.

En un editorial anterior manifestamos nuestras reservas con respecto a este sistema, sobre todo por las dudas que pueda despertar en algunos; sin embargo, no dudamos de que reflejará escrupulosamente la voluntad electoral, algo más predecible aun gracias a la participación de tan amplio grupo de supervisores in situ. Tampoco debemos olvidar, como dos líneas adicionales de supervisión y garantía, la tarea del Cuerpo Nacional de Delegados Electorales, también de carácter voluntario, que actúan como extensión de los magistrados del TSE, y de los observadores internacionales de diversos organismos oficiales y no gubernamentales.

En los pasados comicios, fue notoria la dificultad de muchos partidos para enrolar suficientes fiscales de mesa; de ahí la decisión del Tribunal de establecer la figura de los auxiliares, con una remuneración simbólica de ¢40.000 por su importante trabajo. Algunos la criticaron como una suerte de “mercantilización” de la tarea cívica. Sin embargo, la alternativa de tener mesas sin supervisores, o con los de solo un partido, era mucho más inconveniente; de aquí nuestro respaldo a la decisión.

Dichosamente, en esta oportunidad los partidos han logrado contar con el apoyo de más simpatizantes, una buena señal de salud democrática. El número, por supuesto, está en función del tamaño, respaldo y organización de cada grupo, y va desde 14.620 de Liberación Nacional (el contingente más numeroso) hasta 47 del Frente Amplio. Si a ellos sumamos los miles de voluntarios que trabajan como guías, transportistas, cocineros o manejadores de listas de votantes, la conclusión es que el proceso no solo descansa sobre una decantada institucionalidad, sino, también, sobre una base de participación popular realmente ejemplar.

Conforme se exacerban los ánimos de candidatos, dirigentes y partidos de aquí al 7 de febrero, es lógico que aumente el enfrentamiento. De lo que todos deberían cuidarse, sin embargo, es de mantener su respaldo a la pureza del proceso, de la que no solo forma parte una institución sólida y legítima como el TSE, sino, también, esos miles de voluntarios que se sacrifican personalmente por la vitalidad de nuestra democracia.

http://www.nacion.com/ln_ee/2010/enero/09/opinion2219320.html

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: